domingo, 8 de agosto de 2010

Petróleos Pesados-Sur América-Venezuela-Colombia-Ecuador-Perú



Mapa mostrando el tren de petróleos pesados de Venezuela, Colombia, Ecuador y Peru (Fuente: Roberto Garcia-Solorzano).

VENEZUELA
La comercialización de los petróleos pesados (cerca de los 10 grados API) ha estado ligada mayormente a
los precios internacionales del petróleo. Cuando los precios estaban en los 20-30-40 dólares la rentabilidad de estos proyectos era muy marginal. Debido a esas razones Venezuela decidió ofrecer algunos contratos para lograr la inversión privada y desarrollar estos depósitos comercialmente.

Para lograr el objetivo de comercialidad Venezuela ofreció incentivos para reducir la regalía/impuestos del estado y así lograr que las empresas invirtieran varios billones de dólares para recobrar comercialmente estos depósitos. Una vez los proyectos fueron viables y comerciales el gobierno de Venezuela cambio las reglas de juego para poder recobrar mucha mas ganancia.

Obviamente a corto plazo obtener mas ganancia parece muy plausible pero a largo plazo podría disminuir la inversión privada debido al riesgo político de garantizar la durabilidad de los contratos por el término de los mismos.

Se estima que la faja de petróleo pesado de Venezuela contiene aproximadamente 1.2 Trillones (mil doscientos billones) de Barriles de Petróleo in situ (1.2 TBOIP). Este petróleo es de una gravedad de 9-10 grados API, por lo tanto para que fluya y para procesarlo de usan técnicas de mejoramiento como por ejemplo: diluírlo con “Naphta” y mejorar su gravedad relativa a 15-17 grados API.

Después de que varias empresas internacionales abandonaran los proyectos debido al cambio del contrato y por consiguiente marginalidad en las ganancias, Venezuela ha tratado de hacer otros negocios principalmente con empresas estatales, las cuales aparentemente tratan de percibir menores ganancias por el capital invertido. Falta ver si estos proyectos llegan a la realidad en el largo plazo.

COLOMBIA
La faja o tren de petróleo pesado no existe solamente en Venezuela. Este tren se extiende hacia Colombia, Ecuador y Perú. Colombia actualmente tiene un programa bastante agresivo de explorar este tipo de “Play” y hay muchas empresas dedicadas a la exploración de varios lotes en el mismo tren.

Una de las ventajas más grandes de Venezuela es la cercanía relativa de los yacimientos a la costa de mar Caribe, en este caso cerca de 200 kilómetros. Esto realmente no parece muy cerca pero comparado con los otros países esta distancia se puede doblar o triplicar, lo cual aumenta el precio de construcción de la infraestructura.

Colombia tiene en explotación el Campo llamado: Pacific Rubiales (con gravedades específicas de 10-12.5 grados API), originalmente descubierto por Exxon mediante un programa de exploración perforando pozos estratigráficos cuando los precios/infraestructura eran muy inadecuados. Luego la empresa Meta Petroleum lo tomó y ha tratado de mejorar su nivel de producción/infraestructura para hacer de este campo un éxito en explotación de petróleos pesados y establecer su comercialización.

Indudablemente van a haber muchos más campos a lo largo de todo el tren prospectivo. Sin embargo el mayor reto es el desarrollo de infraestructura/trasporte a los centros de exportación.


ECUADOR
El tren continua hacia Ecuador donde desde ya hace unos años se descubrieron grandes depósitos de aceite pesado (Ishpingo-Tambococha-Tiputini) en el mismo tren de Venezuela-Colombia, sin embargo también la distancia a los centros de exportación, la severidad de los contratos de exploración de Ecuador, su inestabilidad política de conservar los contratos y el hecho que se ubican en la región del parque nacional Yasuni hace que estos yacimientos aunque grandes no haya ninguna empresa que trate de hacerlos comerciales.

Recientemente el Gobierno de Ecuador está tratando, con algún éxito, promover la idea de que ellos no lo explotarán a cambio que la comunidad internacional les de dinero. De esta manera el gobierno asegura entrada de capitales al menos por unos diez años cuando comiencen con otro ciclo de obtener más dinero a cambio de no explotar los petróleos pesados.

De todas maneras con las restricciones de inversión en Ecuador y el tipo desfavorable de contrato de riesgo que ofrece Ecuador; estos yacimientos, en este momento, los podríamos considerar marginales en cuanto a la ganancia neta pues se tendría que invertir billones de dólares para asegurar su comercialidad con una ganancia muy marginal.

Estos depósitos de Ecuador se han estimado que tienen reservas recuperables de 900 millones de barriles de crudo pesado. Las gravedades muchas veces oscilan cerca de los 14 grados API.



PERÚ
Inmediatamente al este de los yacimientos de Ecuador se encuentran varios descubrimientos de petróleo pesado en Perú (Descubrimientos de Barrett, Repsol y Pluspetrol, con gravedades que oscilan entre 12-21 grados API). Algunos de estos descubrimientos de petróleo pesado ya tienen por lo menos doce años y obviamente se encuentran a mayor distancia de la costa que los de Ecuador por tanto su comercialización también depende de una serie de factores como el precio actual del crudo/tipo de contrato de riesgo o incentivos fiscales combinado con las facilidades de inversión en la infraestructura.

Se estima que las reservas (¿probadas?) del área que hasta el momento se ha perforado en Perú podrían llegar a los 500-600 millones de barriles de petróleo pesado. Indudablemente el tren de petróleos pesados de Venezuela-Colombia-Ecuador-Perú es una faja/”play” prospectiva con una extensión regional que se extiende por cuatro países suramericanos.

La mayoría de estos yacimientos de petróleos pesados se encuentran mayormente localizados en la margen oriental de las cuencas asimétricas/intracratónicas al este del cinturón compresivo de la cordillera. Por supuesto los yacimientos son relativamente someros, sin problemas para la perforación, pues en estas aéreas las presiones de poro de los yacimientos pueden estar muy cerca al gradiente del agua y en algunos casos menores que él.

El mayor reto para comercialidad de todos estos yacimientos existe en el desarrollo/costo de la infraestructura para la explotación y desarrollar un esquema para que las grandes inversiones necesarias para su desarrollo sean viables y su ganancia sea similar a otras inversiones a nivel internacional, además de superar el balance de la explotación comercial con la protección al medio ambiente.

Nejasay LLC
© All rights reserved

No hay comentarios.:

Publicar un comentario