sábado, 4 de septiembre de 2010

Geoquímica-Geoquímica Superficial-Las Bacterias También Viven Del Petróleo


Imagen (Photo/Science/AAAS) que muestra un tipo de bacteria (Microbe) que en parte es responsable por la degradación y casi completa desaparición del derrame de petróleo en el Golfo de México causado por el pozo Macondo de la BP, el pasado mes de abril. Esta conclusión se debe a los investigadores de: “Lawrence Berkely National Laboratory”.
La existencia de este tipo de
bacterias no es nueva y sabemos por muchos años de su existencia. Naturalmente para muchos parece irracional y para otros escépticos parecería más bien como, un buen cuento de salón. De hecho, desde hace un tiempo la existencia de estos micro-organismos la hemos usado para la prospección de hidrocarburos.

El sistema de prospección más sencillo usando bacterias (“Microbes”) se denominó “MOST” (“Microbial Oil Survey Technique”) y fue desarrollado por Phillips Petroleum Company hace mas de 40 años y aproximadamente desde 1985 se ha venido utilizando comercialmente (gmtgeochem) por la industria del petróleo para la prospección de hidrocarburos como sistema geoquímico superficial.

El sistema trabaja, en tierra, colectando muestras del suelo a una profundidad de unas 8 pulgadas o 20 centímetros, luego de un proceso simple de conservación y unos días de incubación las colonias crecen y se analizan las placas por concentración de las bacterias (“Microbes”). Se ha encontrado que hay una correlación directa entre la concentración de hidrocarburos y la abundancia de estas colonias de bacterias que se alimentan de hidrocarburos.

La relación de abundancia de las bacterias correlaciona no solo con la existencia de petróleo sino también con el gas. Esta conclusión aunque aparentemente sencilla es importante para establecer si existió migración de petróleo y gas en el área donde se está haciendo el estudio. Muchas veces con estos estudios geoquímicos de superficie se puede determinar si los rezumaderos de bacterias microscópicas corresponden a gas y/o petróleo.

Este mismo proceso opera en el mar y por consiguiente una vez formadas las bacterias crecen muchísimo en cantidad y el petróleo/gas presente en el agua se va degradando completamente hasta desaparecer a simple vista.

En el caso de la prospección de hidrocarburos estas técnicas de evaluación geoquímica superficial junto con otras de gases o muestras del suelo se siguen haciendo limitadamente. Aunque su costo es moderado comparado con las técnicas de alta resolución como la sismología tiene muchas limitaciones debido a que la correlación con la trampa y comercialidad/cantidad de los hidrocarburos es incierta.

Para aprovechar de estas técnicas geoquímicas superficiales al máximo se debe hacer con una total integración de todos los datos geológicos/geofísicos para que se les pueda encontrar alguna utilidad.

La mayoría de la exploración de hidrocarburos se hace sin tomar en cuenta este tipo de prospección geoquímica, debido a la dificultad de correlacionar la existencia de estas potenciales anomalías con trampas comerciales en el subsuelo. Es muy común en el mar hacer mediciones o tomar muestras del fondo para detectar la existencia de hidrocarburos.

Nejasay LLC
© All rights reserved

No hay comentarios.:

Publicar un comentario