domingo, 31 de octubre de 2010

Nuevos "plays" en "plays" antiguos-optimización


El sistema deltáico llamado “Frontier”, de edad Cretácica, es uno de los principales productores de hidrocarburos en el estado de Wyoming, USA. Este complejo deltáico progradó de Oeste a Este, como muchos de los complejos deltáicos desarrollados en Sur América de la misma edad, contiene una gran variedad de facies que van desde barras de arena, canales de influencia por mareas a canales de influencia fluvial hacia la parte oeste (Fuente: Roberto Garcia-Solorzano).

Reservorios clásticos producen gas y petróleo en
yacimientos altamente presurizados sobretodo en el centro de la cuenca del Powder River. Este sistema se ha estudiado muy ampliamente y continuamente se han encontrado cada vez más trampas de hidrocarburos, lógicamente, no tan evidentes como las de hace algunos años.Hay una frase famosa y popular que dice: “El Petróleo” se encuentra donde hay “Petróleo”. Esto significa que podremos encontrar, a lo mejor, yacimientos de considerable magnitud en áreas ya un poco maduras pero que por muchos motivos no se han encontrado todos los yacimientos en su totalidad. En ocasiones aún yacimientos gigantes se han descubierto en áreas ya maduras.

Integración es la clave para encontrar reservas adicionales en cuencas maduras. El estudio integrado de todos los elementos de riesgo geológico como son la roca madre el reservorio y la trampa junto con todos los parámetros y elementos proporcionados por la producción de los campos tales como presiones, temperaturas, GOR’s, producciones por pozo ó campo etc. nos proporcionarán elementos de juicio para determinar los “plays” más prospectivos en horizontes y yacimientos ya descubiertos ó por descubrir.

Las áreas accesibles para exploración son cada vez menores en cantidad y más restringidas al acceso de compañías internacionales de exploración. A medida que el precio de petróleo sube, las compañías estatales reducen el acceso a las áreas prospectivas debido a la abundancia de dinero. Las compañías estatales son las que controlan la casi totalidad de las reservas mundiales de hidrocarburos.

Cuencas maduras con exploración activa pueden contener reservas en nuevos “plays” nunca antes considerados. Las cuencas productoras y maduras que tienen establecidos reservorios bastante explotados podrían tener reservas adicionales si logramos reinterpretar las secuencias productoras, correlacionar la producción con las secuencias genéticas y usando toda la información de producción para poder determinar nuevos trenes de permeabilidad en áreas con reservorios clásticos y/o carbonatados de poca porosidad y permeabilidad.

Trenes de permeabilidad en muchas ocasiones no se detectan usando petrografía detallada en cuencas maduras. La mayoría de ocasiones los estudios petrográficos, aunque útiles en cierto modo, no proporcionan datos ó hacen inferir soluciones o trenes más allá del diámetro del pozo. Es indispensable que entendamos todos los datos de producción.

Datos de pozos activos y completamente abatidos en la cuenca son de extrema utilidad y pueden proporcionar información regional de trenes productivos y potencialmente productivos. Debemos extraer las pruebas iniciales de producción y acumulados para mostrar los principales trenes de productividad del área y relacionarlos con las secuencias genéticas y la permeabilidad de los reservorios en la cuenca.

Interpretaciones iniciales deben estar relacionadas con los principios del sistema petrolero. Cuando se reinterpretan cuencas debemos concentrarnos en los cinco o seis elementos de riesgo que controlan la acumulación de trampas comerciales de hidrocarburos y por consiguiente todo debe estar relacionado a un modelo de sistema petrolero. La reconstrucción de la cuenca, paleo-geográficamente, es indispensable para amarrar los conceptos de generación y migración.

Se debe usar cautela cuando se interpretan eventos con poca información puntos de control ó datos de amarre. Actualmente casi la totalidad de las interpretaciones ya sean en áreas con mucho o poco control se hacen en las estaciones de trabajo. Es muy importante calibrar la densidad de la información y tratar de hacer interpretaciones lógicas.

Muchas de las interpretaciones con muy poca densidad de datos hechas con paqueterías actuales de mapeo, aunque correctas, no proporcionan trenes lógicos que coincidan con un sentido geológico adecuado. Por consiguiente usando este tipo de interpretaciones, “correctas” en el sentido estricto de la palabra no proporcionan direcciones de trenes lógicos de acuerdo a la geología regional y local.

Todos los registros e información de pozos deben ser incorporados, revisados y calibrados de acuerdo al tiempo que se perforó el pozo. Muchos pozos se perforaron teniendo en cuenta solamente ciertos reservorios que en ese tiempo eran económicos. Se encontraron muchas zonas de alguna producción con resistividades muy bajas ó con gradientes de presión muy cerca ó similares a los del agua (gradiente normal del agua: 0.43 psi/ft, gradiente normal en el Golfo de México 0.46/ft psi).

Hoy en día sabemos que lass zonas de baja resistividad pueden producir hidrocarburos en cantidades comerciales lo mismo que pueden haber campos de hidrocarburos que producen por debajo del gradiente normal del agua como es el caso de algunos campos en el "Play" Smackover de Texas y otros muchos que encontramos en Sur América..

Nejasay LLC
© All rights reserved

No hay comentarios.:

Publicar un comentario