domingo, 21 de agosto de 2011

El Negocio del Petróleo-El Precio del Petróleo y los Alimentos-Bajaran los precios aún más?

En la gráfica se ve la correspondencia o paralelismo de las curvas indicadoras del precio del petróleo (Brent Oil Price) y el índice del precio de los alimentos (FAO Food Price Index) y vemos que responden uno como consecuencia del otro. Los alimentos son un indicador básico pues está ligado a todos costos de la cadena como transporte, producción, distribución, fabricación, etc. Los combustibles son esenciales en toda la cadena. 
Podemos decir con cierta certeza que después de la
recesión del 2008 y ahora con esta desaceleración económica que cuando se pasa muy por encima de los cien dólares por barril para el WTI, las economías comienzan a resentirse.
Desde mayo de este año cuando los precios del crudo “WTI" (West Texas Intermediate) llegaron a cerca de $110 USD por barril, los precios han bajado hasta ubicarse en este momento cerca de los $ 82 USD por barril para el “WTI”.
Por supuesto que cuando los precios del WTI pasan de los $100 USD dólares por barril, los precios de la gasolina se acercan a los $4.00 USD por galón (en USA). Esto trae consigo que disminuya la demanda (la demanda de gasolina cayó en USA 4% el pasado abril de este año) y por ende el precio del crudo a la larga comienza a bajar de precio. Los precios de los combustibles han llegado hasta cerca de $10 USD por galón en muchos países donde la gasolina se usa para imponer una severa fuente de impuestos para el pago de servicios sociales del estado.
Pensamos que la caída de los precios ahora se debe a la disminución de la demanda en USA y otros países desarrollados. Se puede decir que en este momento no han entrado grandes cantidades de crudo al mercado y el exceso capacidad de producción se mantiene lo mismo que desde hace unos cuantos meses.
Al parecer vivimos una época de ciclos, que como consecuencia de aumento de los precios del petróleo las economías se resienten, disminuyen el consumo y por consiguiente bajan los precios. Los precios de los combustibles, una vez más bajos o llevaderos promueven el consumo y desarrollo pero con la consecuencia de que el aumento de la demanda, después de un corto tiempo trae consigo la subida de los precios del petróleo.
En la premisa anterior solo consideramos los cambios de la demanda, pues como decíamos antes en estos momentos, no se considera que se pueda aumentar muchísimo la oferta. Existen muchos sitios en el mundo donde se podría explorar y aumentar la oferta, explorando y produciendo, pero la realidad es que entre el 75%-80% de las áreas de mejor potencial y reservas están controladas por las NOC”s (Compañías Nacionales Estatales o Estados). En estos estados por política interna no se permite inversión privada.
Considerando lo dicho anteriormente no hay mucho optimismo que la oferta se pueda aumentar significativamente durante un futuro cercano. Por lo tanto los precios seguirán oscilando hacia el alza en el largo plazo.
Nejasay LLC
© Todos los derechos reservados

No hay comentarios.:

Publicar un comentario