sábado, 7 de enero de 2012

Nuevo Descubrimiento Comercial de Hidrocarburos-Campo de Gas La Perla-Venezuela


Mapa índice de la ubicación del Campo La Perla situado en el mar territorial de Venezuela al oeste de la península de Paria, donde se encuentra el complejo de la refinería de Paraguana operada por  PDVSA. También se encuentra a unos 180 millas al este del complejo de gas Ballena-Chuchupa, operado por Chevron y descubierto por TEXACO (hoy Chevron) a mediados de los años 70’s.

A finales del año 2011 Repsol y ENI han anunciado que
después de perforar cuatro pozos exitosos desde su primer exploratorio en 2009, han llegado a un acuerdo con PDVSA para tratar de iniciar la comercialidad del campo con una primera fase. Inicialmente se espera que comiencen a suministrar gas para el consumo interno.


Las reservas de este campo se han estimado, según varios anuncios, que oscilan entre los 8 TCF (trillones de pies cúbicos de gas) a los 17 TCF. Como siempre sucede las reservas en esta fase exploratoria son bastante especulativas e influenciadas por circunstancias políticas. Se estima que el área entre los yacimientos de Ballena-Chuchupa y el campo La Perla es mas de tendencia gaseosa (“gas prone”).

Cuando consideramos la parte económica de los yacimientos de gas las reservas son por supuesto muy importantes y lógicamente 17 TCF’s (trillones de pies cúbicos de gas) son mejores que 8 TCF’s. Sin embargo, en la comercialidad del gas lo más importante es el mercadeo del mismo.

Cuando se trata de comercializar gas es primordial o casi diríamos indispensable tener un comprador/consumidor del gas y un precio que sea suficiente (parece que Venezuela pagará $3.00 USD por MMCFG) para el recobro del capital más la ganancia, antes de pensar en el desarrollo del mismo. En este caso parece que Venezuela está garantizando a los operadores la compra del gas al menos el que se produzca durante la primera fase con los cuatro pozos ya perforados. 

Se estima que la fase I para la instalación de facilidades con una producción de 300 MMSCFD (millones de pies cúbicos de gas) necesita una inversión de 1.4 billones de dólares. El capital para este desarrollo será aportado por ENI y Repsol. PDVSA tiene el derecho de participar con un 35% en la fase de desarrollo, a partir de este momento se creará una empresa combinada para la operación del campo.

El completo desarrollo del campo incluirá otras dos fases con una inversión probablemente de más de 5 billones de dólares. Falta ver si eventualmente eso se lleva a cabo pues no es para un futuro inmediato. En estas dos futuras fases les tocaría a los operadores asegurar ventas/clientes internacionales para justificar su desarrollo.  

Venezuela necesita de mucho gas para su consumo interno y recuperaciones secundarias de sus campos de petróleo. El área del Lago de Maracaibo tiene reservas estimadas de aproximadamente 50 Billones de barriles de petróleo recuperable equivalente (50 BBOE). Sin embargo, este inmenso depocentro Mesozoico que produce de reservorios convencionales, necesita de mucho gas para mejorar la extracción de crudo de muchos de sus campos de petróleo.

En la actualidad Venezuela se suple de gas para esta área por medio del Gaseoducto “Tras Caribbean Pipeline”, el cual trae gas no asociado de los campos de Ballena-Chuchupa localizados en la Guajira Colombiana hacia Venezuela terminando en la ciudad de Maracaibo.

Venezuela tiene una gran cantidad de reservas de gas además de las de petróleo. Sin embargo, debido a cambios frecuentes del régimen de contratos las inversiones privadas se hacen con mucha cautela lo cual retrasa mucho el poner en explotación nuevos campos de hidrocarburos.

Nejasay LLC
© Todos los derechos reservados