sábado, 31 de marzo de 2012

El Negocio del Petróleo-Riesgos de la Perforación-Taladro Suncor Nabors # 9 Fuera de Control e Incendiado por Explosión de Gas


Fotografía del Taladro Suncor Nabors No. 9, completamente en llamas (Fuente: Drillingahead), cuando el nueve de marzo del año en curso, quedó fuera de control y se incendió. El taladro estaba perforando en la Provincia de British Columbia, Canadá.
Este es otro accidente donde el pozo encuentra un
“kick” o da patadas debido a una zona que tiene mucho más presión que la presión equivalente al peso del lodo a esa profundidad a la cual se está perforando en ese momento. El taladro prendió fuego a las 22:00 horas del día 9 de marzo y colapsó en unas dos horas.
Las causas de estos accidentes podrían ser una combinación de muchos factores, pero que en este momento se desconocen. Es muy difícil, si no imposible, conseguir información fidedigna acerca de estos accidentes hasta que no se haga una investigación exhaustiva por parte de la empresa operadora del pozo y las autoridades de fiscalización.
Hay muchas versiones relacionadas con del peso del lodo que se usaba en ese momento pero ninguna de ellas lo ata a una profundidad exacta para poder por lo menos inferir el nivel de presión en el momento de la perforación.
Se ha especulado que perforaba con un peso de 1500 gr/litro cuando debería usar 2200 gr/litro como otros operadores. Estos valores representan una variación demasiado grande y no significan mucho al menos que se relacionen con las profundidades. 1500 gr/litro equivalen a 12.5 libras por galón y 2200 gr/litro equivalen a 18.35 libras por galón. Lo único que podemos decir es que estaban perforando en el compartimento de “Geopresiones” donde las presiones eran más altas que la normal.
Hay otras versiones de que las líneas estaban rateadas para sostener una presión de 3000 psi (libras por pulgada cuadrada) pero la presión llego a un valor de 5000 psi y por lo tanto voló el sistema de control (“maniford shack”) y como consecuencia del escape de gas se prendió en llamas.
Al parecer un trabajador tuvo fracturas de las piernas pero afortunadamente no se presentaron fatalidades. A diferencia de los accidentes de BP-Macondo y Chevron en la costa de África.
Las altas presiones son muy frecuentes en las áreas de sistemas compresivos y en muchas ocasiones pueden ser muy altas a profundidades bastante someras.  Por consiguiente, estas áreas de British Columbia no son la excepción.   
Nejasay LLC
© Todos los derechos reservados