martes, 19 de febrero de 2013

Bólido (Meteorito) Cae en Rusia


Figura – 1. Fotografía de la última parte de la trayectoria del bólido precipitándose a tierra en la ciudad de Chelyabinsk, Rusia el viernes 15 de febrero del 2013. Fotos como esta han circulado abundantemente en la red y son tomadas por cámaras montadas en los carros.

La caída de bólidos no es un
fenómeno muy frecuente. Por el contrario,  sucede de vez en cuando y pueden pasar muchísimos años para que alguno caiga en la tierra. Generalmente todos mayormente explotan y se fragmentan al entrar a la atmósfera terrestre.

La caída de este meteorito, el viernes pasado, no causo víctimas mortales pero debido a la explosión y por consiguiente la onda expansiva cuando el bólido entra a la atmósfera, causó muchos daños materiales en más de tres mil edificios como rotura de vidrios. Más de mil personas resultaron heridas por el estruendo y muchas con fragmentos de vidrio de las ventanas de edificios.

La Academia Rusa de Ciencias identificó al bólido con un peso de 10 toneladas. Actualmente NASA esta estimando 10,000 toneladas. La mayoría de la explosión fue absorbida por la atmósfera a una altura de 5 a 15 kilómetros. La NASA estimó que la explosión podría ser equivalente a 300 kilotones. Un kilotón tiene la potencia explosiva de 1,000 t de trinitrotolueno. Hay otros que estiman la explosión con menor fortaleza.


Figura – 2. Localización del cráter del Chicxulub en la península de Yucatán. Índice procedente de Mexique.realmexico.



Ha habido ciertamente otros meteoritos que impactaron La Tierra. Uno de los más sobresalientes, es el llamado Meteorito de Chicxulub. Este meteorito gigante cayó en la península de Yucatán, México, muy cerca del pueblo del mismo nombre (Figura – 2).

Al  Chicxulub se le atribuye, en parte, la destrucción y extinción de los dinosaurios aproximadamente en el límite de las eras Mesozoica y Cenozoica o sea hace unos 66 millones de años (límite Cretáceo-Terciario).

Se estima que este bólido pudo tener un diámetro de más de 10 kilómetros en diámetro y creó un cráter superior a 180 kilómetros de diámetro. La explosión, las partículas producidas, gases, y el dióxido de carbono producido afectaron la foto-síntesis de las plantas y por ende la vida animal.

El alto contenido de Iridio en las arcillas del contacto entre el Cretáceo y el Terciario se interpreta que fue producido por el evento del bólido Chicxulub. 

Los pozos perforados por Pemex en el área muestran en las placas petrográficas cuarzo de alto impacto, clave para la interpretación de la caída del bólido en esa era geológica.




Figura – 3. Tectita. Foto procedente de: vientosdelsurestacion. 





Sobra decir que alrededor de los impactos de los bólidos no solo se pueden encontrar los fragmentos del meteorito sino también fragmentos de las rocas que actualmente conocemos como tectitas (Figura – 3).

Tectitas son fragmentos de rocas de la tierra derretidas por el bólido, lanzadas a la atmósfera y que luego caen a tierra. Tienen un enfriamiento muy rápido y por consiguiente no tienen textura cristalina sino vidriosa.