sábado, 23 de febrero de 2013

Brasil (ANP) y la Ronda 11 del 2013


Figura – 1. El Delta del Amazonas, una de las muchas áreas donde la ANP ofrecerá lotes para licitación a la industria privada. El Delta del Amazonas localizado en el área ecuatorial de Brasil cubre una extensión aproximada de 200,000 Km² sin contar el área de la plataforma o su extensión hacia el sur. Mapa índice: Página web de la ANP.

El delta del Amazonas es comparable en tamaño al delta del Níger. Sin embargo su prospectividad para encontrar hidrocarburos es
muy diferente. El Amazonas, es un delta que prograda en una plataforma de carbonatos, muy estable, para luego, progradar al borde de la plataforma en una gran fosa tectónica o graven (más información).

Algunos pozos al borde de la plataforma perforados por Petrobras probaron petróleo en cantidades no comerciales con gravedades que van de 19 a 44 grados API. Sin embargo, los pozos perforados por Petrobras, Exxon y BP en los “plays” compresivos y extensionales del delta no probaron  cantidades comerciales de gas aunque se estima que se ha probado cerca de 1 TCF.

Algunas áreas del Delta del Amazonas presentan presiones de poro muy altas. Esto es típico de complejos clásticos de sedimentación y deposito rápido (figura -1) y en ocasiones un gran contenido de sedimentos de grano muy fino como limolitas y lutitas.

Gradientes cercanos a 0.90 psi/ft se han presentado en la parte cerca del borde de la plataforma asociados a los cañones de transporte de sedimentos clásticos que en la actualidad están preservados casi totalmente en lutitas.

Pozos distantes del borde de la plataforma han tenido también gradientes bastante altos (figura - 1) y con reservorios muy pobres para poder acumular hidrocarburos en campos gigantes (mayormente gas). 

Si comparamos la extensión del delta al este de la plataforma la densidad de perforación es de aproximadamente cuatro mil quinientos kilómetros cuadrados por pozo (1,737.00 millas cuadradas por pozo). Por lo tanto, no es posible, con una densidad de perforación tan baja, conocer a cabalidad la geología del subsuelo y por consiguiente su potencial hidrocarburífero.
     
La ronda 11 de la ANP (Agencia Nacional de Petróleo) de este año incluye lotes en muchas cuencas de la parte costa afuera del margen continental de Brasil lo mismo que en áreas en tierra. Se ofrecerán 289 lotes en 11 cuencas sedimentarias (más información). La ANP espera ganar más de 500 millones de dólares con la ronda 11. 

Dentro de las áreas en la ronda 11 se vuelve a ofrecer nuevamente lotes en el Delta del Amazonas. Esta vez los lotes están localizados en el área al este del borde de la plataforma.

Como parte de la Ronda 11, se realizara el sorteo para lotes sobre tierra con el propósito de explotar el gas y/o petróleo de las lutitas. Se espera que con el gas de yacimientos no convencionales el precio pueda bajar.

Brasil no ha tenido rondas de lotes para Exploración desde Octubre del año 2009. Todas las rondas se suspendieron a raíz de los descubrimientos de campos gigantes subsalinos en la Plataforma de Sao Paulo (más información).

Uno de los yacimientos más conocidos de esta área Subsalina es el Campo Lula (antes TUPI) localizado al suroeste del Complejo de Campos en la margen continental de Brasil (ver rasgos tectónicos del margen continental de Brasil).

Solamente el campo Lula podría tener cerca de 8 billones de barriles de petróleo equivalente de reservas (más información del tipo de yacimiento). Petrobras espera invertir en los próximos años cerca de 237 billones de dólares en el desarrollo de los campos de Brasil. Esto ha obligado a Petrobras a tratar de vender activos que no considera primordiales e indispensables para sus operaciones (más información).

Brasil implementó una nueva legislación en donde en las áreas protegidas solo se puede participar con Petrobras como operador y en tal caso Petrobras debe de tener mínimo un 30% de participación. Se espera que unos 10 lotes sean ofrecidos con este modelo en las áreas protegidas donde solamente se puede participar de la producción a diferencia de las concesiones donde se explota el crudo a cambio de regalía.