lunes, 21 de octubre de 2013

Petrobras, Shell, Total, CNPC y CNOOC Adquieren el Campo Libra en Brasil

Figura – 1. Esquema sísmico de ocurrencia de campos gigantes en la área sub-salina de la zona de aguas profundas de Brasil. La línea sísmica probablemente no corresponde al campo Libra. Modificada de Soberania.

Brasil vendió, el 21 de octubre del 2013, en
la primera subasta de producción compartida los derechos de explotación del campo gigante Libra, después de recibir una sola oferta y mínima aceptable legalmente. El campo está localizado en el polígono sub-salino de la zona de aguas profundas de Brasil.

El consorcio ganador y único licitante está encabezado por Petrobras después de ofertar un 41.65% de ganancia para el estado. Este porcentaje es el mínimo exigido por la ley para contratos de producción compartida.

Esta licitación se efectuó solo unos meses después de la exitosa licitación de la ronda 11 de los lotes localizados mayormente en la cuencas ecuatoriales (más información). 

El consorcio ganador tendrá que invertir al menos 5 billones de dólares anuales durante los 35 años de vida del proyecto y pagar aproximadamente siete billones de dólares de bono. No fueron muchas las empresas interesadas en esta licitación, debido al alto monto y riesgo de la inversión. Las empresas estatales fueron las más interesadas.

El grupo o consorcio ganador está conformado así:  
Petrobras: 40% (operador por ley), Total: 20%, Shell: 20%, CNPC: 10% y CNOOC: 10%.

Desde los descubrimientos iniciales de los campos subsalinos como Tupi (ahora Lula)  Brasil congeló las áreas hasta formar el polígono sub-salino que debería operar Petrobras y con la posibilidad de no participación de la empresa privada.

Durante los últimos años Petrobras ha estado desarrollando los campos sub-salinos con costos gigantescos y aunque las reservas son gigantescas la habilidad de poner en producción estos campos lo más pronto posible no ha tenido mucho éxito.

Petrobras ha estado vendiendo activos alrededor del mundo para tratar de ayudar a la financiación de los campos del poligono sub-salino. Sin embargo la habilidad financiera de Petrobras para desarrollar estos campos, por si sola, está llegando al límite.

Debido a la gigantesca inversión en billones de dólares que se necesitan para desarrollar estos proyectos es que Brasil/Petrobras cambiaron de mente y eventualmente han aceptado contratos de producción compartida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario