domingo, 9 de febrero de 2014

La Producción de Hidrocarburos de Exxon, Shell y Chevron no se Refleja en sus Inversiones

Figura – 1. Muestra el nivel de inversiones de Exxon, Shell y Chevron desde el año 2009. La producción de hidrocarburos no aumenta en la misma proporción, en ocasiones más bien disminuye (fuente: Wall Street Journal).

Las ganancias de estas empresas disminuyeron significativamente durante el
cuarto trimestre del año 2013. Esto a pesar que el nivel de inversiones fue de alrededor de $120 billones de dólares durante el año 2013.

Estas empresas están envueltas en grandes mega-proyectos que no muchas veces se ajustan a un presupuesto fijo sino que por el contrario, pueden aumentar en cantidades desproporcionadas debido a costos operacionales y de construcción.

Chevron opera el proyecto de LNG Gorgon en Australia el cual se planeó por $20 billones de dólares pero en realidad está costando cerca de $54 billones de dólares. Esto significa más del 50% del valor del presupuesto original. En este proyecto Chevron tiene 47%, Shell 25%, Exxon 25% y son los socios mayoristas.

De igual manera Exxon y Shell son participantes del mega-proyecto de usar islas artificiales en el Mar Caspio para la explotación de crudo el cual originalmente se planeó a un costo de $10 billones de dólares pero en realidad está costando como $40 billones de dólares.

El hecho es que las cuatro grandes empresas privadas como son: BP, Exxon, Chevron y Shell, que son parte de las originales “seven sisters”, en la actualidad les queda supremamente difícil encontrar hidrocarburos comérciales, en campos super-gigantes, debido a los cambios ocurridos en el mundo del petróleo después de los años 60’s.

Las tres empresas restantes miembros de las siete hermanas (“seven sisters”) y que desaparecieron o fueron absorbidas por las otras fueron: Gulf absorbida en parte por Chevron y en parte adquirida por BP, Mobil adquirida por Exxon y Texaco comprada por la Chevron.

Adquirir o comprar empresas para aumentar sus activos es lógicamente una práctica común en la industria del petróleo, cuando es más seguro comprar el petróleo ya descubierto, que tratar de invertir mucho dinero en exploración y desarrollo sin estar seguro de su éxito.

Naturalmente el adquirir empresas, tampoco garantiza el éxito. Todo depende muchas veces de los precios del gas o crudo, de los cuales no se tiene mucho control. Exxon adquirió a empresa GTX que se concentraba en yacimientos no-convencionales por $41 billones de dólares en 2010, pero los precios del gas bajaron y posiblemente no ha recibido la ganancia que esperaba de esta inversión.

Otro tanto le paso a Shell con las inversiones del Eagle Ford en Texas, donde recientemente declaró $2 billones de dólares en pérdidas. A pesar de la disminución de la ganancia de estas empresas, ellas esperan que para el año 2017 las grandes inversiones en los mega-proyectos comiencen a producir ganancias.

Los cambios después de los años 60’s, los cuales afectan a todas las empresas privadas dedicadas a la explotación y producción de hidrocarburos incluyen entre otros:

1-    Disminución de las áreas prospectivas alrededor del mundo donde se puedan  tener concesiones con la opción de propiedad del crudo en el subsuelo.
2-   La OPEC, fundada en el año 1960, cada vez tiene más influencia en los precios del crudo y su disponibilidad local además de ser la organización que controla las reservas más grandes del mundo.
3-   Las empresas estatales, incluyendo las que pertenecen a la OPEC, cada vez son las que controlan cada día la disponibilidad de los recursos hidrocarburíferos en el mundo (CNPC-China, Gazprom-Rusia, Saudi Aramco-Arabia Saudita, Petronas-Malasia, PDVSA-Venezuela, Petrobras-Brasil, NIOC-Irán, INOC-Irak, QGPC-Qatar, ADNOC-Emiratos Árabes, QPC-Kuwait, Pemex-México……).
4-   La disminución de las reservas de los países non OPEC, que es donde se produce la mayor proporción de crudo.
5-   La declinación de los campos gigantes sobre todo en las áreas de fácil acceso.
6-   El hecho que las áreas inexploradas son las más remotas o costosas de operar. Tal es el caso de la zona del Ártico y de las áreas de aguas súper-profundas (más de 2,000 metros de tirante de agua).
7-   Los costos operativos suben muchas veces exponencialmente, haciendo los proyectos no sean tan atractivos económicamente o su ganancia muy marginal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario