jueves, 27 de febrero de 2014

Repsol Acepta Compensación de Argentina por Expropiación de YPF

Figura – 1. Argentina compensará a Repsol con una transacción equivalente a US $5 billones de dólares por la expropiación de YPF en el año 2012 (fuente: REPSOL).


Argentina and Repsol han llegado a un acuerdo para que
Repsol sea compensado con cinco billones de dólares por la expropiación o nacionalización del 51% de las acciones que pertenecían a Repsol y que fueron expropiadas por Argentina en el año 2012 (más información). 
Figura – 2. Producción de crudo y consumo en Argentina (fuente: eia
Figura – 3. Producción de gas natural seco y su consumo en Argentina (fuente: eia)

Argentina ha venido disminuyendo la producción de crudo desde 1997 y de gas desde aproximadamente el año 2006 (Figuras 2 y 3). Esto ha llegado al punto que han tenido que importar para satisfacer la demanda local.


El argumento de Argentina para la expropiación de YPF fue que Repsol no invertía suficiente para reversar la declinación de los campos. Si bien se necesita invertir capital para adquirir mayor producción estas inversiones van a tener que ser apoyadas por los incentivos correspondientes.

Después de la expropiación Argentina ha encontrado que por supuesto su empresa estatal es más grande pero no tiene la capacidad financiera para trabajar los yacimientos convencionales restantes y menos aún los yacimientos no-convencionales descubiertos por Repsol antes de la nacionalización.

Chevron se comprometió a explorar y explotar estos yacimientos de Vaca Muerta (más información) e invertir inicialmente 1.24 billones de dólares perforando 100 pozos en la primera fase. Sin embargo, las demandas por la expropriación podrían retrasar las inversiones.  

La expropiación de Repsol YPF ha sido como una sombra para los negocios adicionales de Argentina por lo menos en el caso de la exploración y explotación de hidrocarburos. Se percibe que el riesgo de inversión es muy grande cuando los activos se nacionalizan a igual que otros países suramericanos.

La aceptación de una compensación para Repsol es por lo menos el primer paso para tratar de dar un poco de confianza para inversiones adicionales. Para reversar las curvas de declinación de producción de hidrocarburos solo se podrá lograr con incentivos adicionales, grandes inversiones de capital y muchas empresas dedicadas a la exploración y explotación y aun así no es garantía de que se logre.

El caso más impresionante de reverso de la declinación de producción de crudo es el aumento de cerca de dos millones de barriles de producción diaria procedente de yacimientos no-convencionales en USA.

Para lograr este hecho, sin precedentes, operado estrictamente por la iniciativa privada, sin participación del gobierno federal, ha necesitado de billones de dólares, cientos de empresas, un precio de crudo adecuado y un gran incentivo para la ganancia.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario