lunes, 14 de abril de 2014

Convenciones-AAPG Houston, Abril 6-9, 2014

Figura – 1. Este año Houston fue la sede de la convención anual de la AAPG (American Association of Petroleum Geologists). Esta es una de las convenciones más grandes que reúne a profesionales interesados en la industria del petróleo (Fuente: AAPG, RG-S).

Como es usual esta convención de la AAPG atrae miles de
ejecutivos, geólogos, geofísicos, profesores y representantes de las organizaciones gubernamentales que se dedican, en parte, a la industria del petróleo.

Se presentaron conferencias lo mismo que sesiones de “poster” sobre los más diversos temas de las ciencias aplicadas a la exploración y la explotación del petróleo.

Bastante énfasis se rindió a los yacimientos no-convencionales puesto que Norte América ha tenido un crecimiento sin precedentes en la historia del desarrollo de este tipo de yacimientos. Como sabemos, estos yacimientos son los provenientes de las rocas fuente donde la permeabilidad es mínima y necesitan fracturaciones hidráulicas en gran escala para que produzcan hidrocarburos.

Además de los temas de yacimientos no convencionales se presentaron trabajos en yacimientos convencionales en sedimentos clásticos, rocas carbonatadas y muchas veces encontrados debajo de desarrollos alóctonos salinos o capas inyectadas de sal ("subsalt").

México tuvo una sesión especial donde se mostraron varios estudios de diferentes partes del país entre los que figuraban trabajos de la Cuenca Gasífera de Veracruz, del Paleocanón de Chicontepec como algunos detalles de los descubrimientos en agua profunda del tren de Perdido.
Figura – 2. Gráfica de la producción total de México (incluye condensados) donde se muestra la declinación de la producción, más que todo debido a la del Campo Cantarell (Data: eia).

México ha generado una gran expectativa en la industria del petróleo debido a la reciente reforma energética aprobada al final del año 2013 y que ahora se encuentra en proceso de la promulgación de las leyes secundarias para la normatividad de los futuros contratos.

México nacionalizó la industria del petróleo en 1938 y desde ese año no ha tenido operadores como empresas privadas para la exploración y explotación de los yacimientos de petróleo o gas.

La producción diaria de crudo ha venido cayendo desde que el Campo Gigante Cantarell llegara a su pico de producción hacia el año 2004. Se aprobaron varias reformas pero todas no han generado mucho entusiasmo para la inversión privada debido a que representan simples contratos de servicio (Figura - 2).

Bajo la nueva ley Pemex podrán hacer contratos y pagar en efectivo, en especie o con un porcentaje de los hidrocarburos producidos. También podrá compartir la producción. Para septiembre se sabrá cuáles serán las áreas que operará Pemex y cuales las de posible adjudicación mediante licitaciones.

En un corto tiempo saldrán las leyes secundarias que regirán los contratos y de estas depende enteramente si el modelo económico produce la inversión que el gobierno Mexicano espera para tratar de reversar la declinación de la producción de petróleo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario