viernes, 11 de abril de 2014

Rusia, la Anexación de Crimea y el Negocio del Gas

Figura – 1. Muestra la gran dependencia de Europa y más que todo de los países de Europa Oriental del suministro de gas de la empresa estatal rusa Gazprom (fuente: Morgan Stanley).

Rusia acabó anexando Crimea, lo cual representa un negocio para Rusia debido a
que deja de pagar renta por el uso de la base en Sebastopol y simultáneamente le sube los precios del gas a Ucrania. Aparentemente Ucrania ha estado muy retrasada en los pagos por el gas ruso.

Como parte del arreglo anterior Ucrania tenia precios preferentes para el gas a cambio de que le dejara con un pago por renta (98 millones de dólares por año) usar la base de Sebastopol para la flota naval rusa. Ahora que Rusia invade Crimea naturalmente todos esos arreglos se eliminan.

La mayor ganancia para Rusia en Crimea es estrictamente económica, a la larga gasta menos y recibe más por el gas que vende a Ucrania, ahora que su economía no está muy pujante.

Ucrania no solo depende del gas de Gazprom en más del 50%, como muestra la figura – 1, sino que también adquiere el otro 50% de otras empresas rusas. Por lo tanto, depende prácticamente en un 100% de los energéticos rusos.

Al parecer Rusia ahora amenaza con cortar el gas a Ucrania si no le pagan el ajuste y deuda correspondiente del gas (aproximadamente $2 billones de dólares). Estima el gobierno de Ucrania que al anexar Rusia a Crimea ellos han perdido alrededor de más de 10 billones de dólares en recursos naturales que tiene Crimea.

Las tropas de Rusia al parecer siguen en la frontera con Ucrania y por consiguiente la inestabilidad política continua en la región, pues existe la probabilidad de que con el tiempo Rusia invada Ucrania.

El precio de petróleo continúa a más de 103 dólares por barril para el WTI y una fracción de este precio podría ser el aumento por la inestabilidad en la región. Este aumento ha persistido desde los principios de la crisis.


Para Rusia todos estos movimientos son por razones estrictamente económicas: El  poder controlar enteramente el área de la base naval, el control total de los recursos de Crimea y posiblemente, en el futuro, el total control de las líneas y equipos de transmisión de energéticos que pasan por Ucrania y Ucrania misma.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario