martes, 24 de febrero de 2015

Exploración en el Ártico a Espera de Mejores Precios

Figura - 1. Localización de las áreas del Círculo Ártico donde se han tratado de hacer trabajos de exploración por varias empresas operadoras durante los últimos años (Fuente: R. Milne, J. Donovan).

El área del Ártico que parcialmente cubre varios países entre los que se
encuentran Rusia, Noruega, Islandia, Dinamarca, Canadá y Estados Unidos de América (Figura – 1) es una de las provincias parcialmente exploradas de mayor prospectividad para encontrar yacimientos de hidrocarburos. Se estima que el Ártico contiene un tercio de las reservas de gas no descubiertas y aproximadamente 13% de las no descubiertas de petróleo.

Los retos operativos de esta parte del mundo son inconmensurables. El área presenta un ambiente supremamente severo que muchas veces la hace inhospitalaria además de no haber puertos o áreas que puedan servir de campos base. Las restricciones ambientales cada vez son más estrictas.

Usualmente en el Ártico a medida que el hielo se descongela cada vez hay más bloques de hielo flotando que ponen en riesgo las embarcaciones en especial las plataformas de perforación.

Durante los últimos años las empresas operadoras internacionales de petróleo (IOC’s) han tratado de adelantar algunas exploraciones para tratar de encontrar yacimientos de hidrocarburos súper-gigantes. Unas han sido parcialmente exitosas como la de Exon-Rosneft y otras han dado resultados negativos como las de la empresa Cairn (Figura – 1).

La península de Alaska que tiene costa sobre el Ártico es posiblemente el área que presenta mayor infraestructura debido a la presencia en tierra del campo gigante de Prudhoe Bay. La comercialidad de este campo se debió a que sus reservas recuperables fueron de aproximadamente 15BBOE (quince billones de barriles equivalentes de petróleo).

El campo de Prudhoe Bay es principalmente una trampa estratigráfica gigantesca con más de200,000 acres de cierre. El área de la roca generadora también presenta una gran oportunidad para la explotación de yacimientos no-convencionales pero lo aislado, remoto y sin mercado local hace que hasta ahora no se considere como comercial aunque el volumen de sus recursos es gigantesco.

Con la caída de los precios del crudo, la exploración de esta área seguirá siendo muy lenta. Chevron ya anunciado que pospondrá indefinidamente los planes de perforación para el Ártico en el Beaufort Sea de Canadá (Figura – 1).

Exxon y Rosneft descubrieron un yacimiento de hidrocarburos con el pozo University-1 en el mar de Kara en el Ártico Ruso. Sin embargo, debido a las sanciones económicas de los países occidentales por la invasión Rusa a Ucrania y la correspondiente anexión de la península de Crimea el proyecto se ha pospuesto indefinidamente.


Ciertamente la inhospitalidad, costos operacionales y las restricciones ambientales del Ártico aunado a los precios del petróleo que actualmente oscilan entre los 50 y 60 dólares por barril no ayudan mucho a las inversiones en exploración de esta área.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario