martes, 25 de agosto de 2015

México Mejora las Reglas para la Segunda Fase de la Ronda 1

Figura – 1. Lotes y campos a licitar en la segunda fase de la Ronda – 1 de México, bajo el tipo de contrato de producción compartida. Muestra compañías individuales y consorcios precalificados para participar en la licitación el 30 de septiembre de 2015 (fuente: CNH).

México aprobó lareforma energética en diciembre del 2013 después del proceso de instituir toda la reglamentación y aprobar las leyes secundarias logra hacer la primera licitación pública el 15 de julio del presente año.

La primera licitación de 14 lotes en aguas someras para contratos de producción compartida solamente logro asignar dos lotes que ofrecieron por encima del límite de la ganancia fijada por el Estado Mexicano (más información).

La primera licitación de Exploración y Producción en México no tuvo el resultado esperado por los Reguladores Mexicanos, principalmente porque
el Estado Mexicano fijo una ganancia demasiado alta para el mercado. Secundariamente, los precios bajos de los crudos han disminuido las ganancias de las empresas operadoras y por consiguiente, tienen que reducir las inversiones para afrontar los retos de los precios bajos del crudo (ver: Ganadores y Perdedores en Latino América).

Además de los altos límites de ganancias fijadas por el Estado Mexicano hay también muchas otras preocupaciones de los operadores con respecto a las reglas de los contratos. Para esta segunda licitación (Figura – 1), los reguladores han mejorado las condiciones entre las cuales se cuenta los niveles de la garantía corporativa.

La garantía corporativa, esencialmente, es el dinero que el operador o consorcio tiene que tener dispuesto en caso de accidentes. Antes era de US$6 billones de dólares pero ahora se ha disminuido a 18 veces el programa mínimo de trabajo. La nueva póliza de seguro se fija en un mínimo de $US1 de billón de dólares, en caso de accidentes industriales.


La CNH (Comisión Nacional de Hidrocarburos) también ha cambiado las reglas en caso que, el operador de un consorcio deje de participar a última hora, para lo cual, el consorcio podrá restructurarse hasta 8 días antes de la fecha de la licitación. Todos estos cambios son en respuesta a los hechos de la primera licitación (más información).

Figura – 2. Gráfica de producción de petróleo, consumo y nivel de exportaciones de petróleo de México, cada vez menor, desde el año 2000 al 2014 (fuentes: BP Statistical Report, CRS).

México con la apertura a la inversión extranjera para proyectos de Exploración y Producción, tratará de reversar la curva de la producción que durante el periodo de 2005 al 2009 declinaba en un 20% pero que ahora lo hace solamente en un 1% anual 
(Figura – 2).

La disminución progresiva de las exportaciones de crudo de México (Figura – 2) afecta directamente al presupuesto del Estado Mexicano puesto que muchos de los programas han sido basados en las ganancias de las exportaciones de crudo. Estas ganancias han sido además impactadas por la caída de los precios del crudo.

Para países como México que hasta ahora prácticamente comienza a tratar de ofrecer proyectos de Exploración y Producción a la industria privada, es un proceso de aprendizaje y calibración con el mercado y así lograr un balance de las ganancias para el Estado y las empresas.

El proceso y sobre todo los resultados, no van a ser a corto plazo. Sin embargo, si el Estado Mexicano ofrece los lotes con ganancias competitivas a la inversión privada, posiblemente tendrá mejores resultados que los obtenidos en la primera licitación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario