domingo, 20 de marzo de 2016

Petróleo, Gas, Empleos y la Caída de Taladros Activos

Figura – 1. Muestra la cantidad de taladros activos perforando pozos de petróleo o gas desde el año 2000 hasta finales de febrero del 2016 en U.S.A. Es evidente la caída dramática de la perforación respondiendo a los precios de los hidrocarburos. Se estima, aproximadamente, 300,000 trabajos perdidos relacionados con la perforación (Fuente: Brookings, Rice University, petroleosinriesgos).

La dramática caída del número de taladros activos perforando para gas y petróleo ha causado una
disminución significativa de los empleos directa e indirectamente relacionados con la perforación de pozos.

Estudios de la Universidad de Rice estiman que el impacto en los empleos relacionado con la actividad de los taladros de perforación es bastante significativa. Activar un taladro implica o crea 37 empleos inmediatos y 224 a largo plazo. En estos servicios se incluye todo lo que es mecánico, fabricación de herramientas, ingeniería, gerencia de los empleos, suministros como alimentación y medicinas. 

Otros estudios indican que eliminar un taladro activo impacta 28 empleos a corto plazo y 171 empleos a largo plazo. Si se consideran estos valores adecuados se podría estimar que la desmovilización o pérdida de aproximadamente 1,320 taladros desde el 2015 podría representar una disminución entre 225,000 a 300,000 empleos a largo plazo.

Los estados más afectados son Dakota del Norte, Wyoming y Nuevo México. Los menos afectados son: Colorado Ohio y Pennsylvania. Texas tiene la más grande pérdida de taladros pero su impacto en empleos es menor debido a diversificación de sus industrias. En la pasada crisis de los 80’s Texas tuvo mucho más impacto debido a falta de diversificación, especialmente en Houston.

La mayor disminución del número de taladros en U.S.A. es en las áreas donde se explotan yacimientos no-convencionales como el Eagle Ford en Texas y el Bakken en Dakota del Norte entre otros.

A medida que los precios del petróleo bajan las empresas operadoras disminuyen sus inversiones de capital y se dejan de perforar pozos que aunque podrían ser productores su rentabilidad no es justificable con el precio actual.
  
Al igual que muchas empresas de servicios las empresas de perforación dependen enteramente de las inversiones de las empresas operadoras. La empresas operadoras de E&P  son, prácticamente, “Operadores de Servicios” donde usan el capital para explorar o explotar hidrocarburos con el apoyo de muchas compañías de servicios.

La diferencia es el riesgo, muchas veces las “Empresas Operadoras”, arriesgan capital de inversión para tratar de encontrar y producir petróleo “comercial”. En muchas ocasiones, el capital, se puede perder totalmente. Las empresas de servicios trabajan, generalmente, a un precio fijo, independientemente si los pozos son comerciales o no y aunque hay riesgo este no es comparable al de las Operadoras.

La exploración de hidrocarburos es “UN NEGOCIO” de alto riesgo, lo más importante para tratar de ser exitoso ya sea en épocas de altos o bajos precios es la “Estrategia de Exploración” a seguir. Se necesita financiación y tecnología pero el éxito no depende estrictamente de la tecnología que se use. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario